Despertar del colectivo

Se ha movilizado tanta pero tanta, tanta ENERGÍA, que ahora sí va a empezar a brotar hacia la superficie de todos nosotros el despertar de nuestras HABILIDADES PSÍQUICAS que nos corresponden a todos por Derecho de Nacimiento.

Ya la tierra nos ha ido despertando poco a poco, poco a poco, y me ha tocado recibir y educar a muchísimas personas a quienes ya se les ha activado la Mediumnidad, la Clarividencia, la Premonición y tantas otras “cosas raras de brujos” porque nadie les ha enseñado que sí es normal, que eso es lo que todos somos, y que no, no es locura, hay que saber llevarlo bien.

Ahora, después de este nuevo país que hemos forjado en nuestros corazones, los chilenos, al haber descargado ya gran parte de nuestra Sombra, vamos a empezar a tener ahora un retorno energético de Luz y se van a activar en masa, nuestros dones ocultos.

Pronto tendremos miles de Médiums más, miles de personas con habilidades psíquicas más despiertas, y empezaremos a habilitar esto como algo más natural. Así que tú tranqui si ves cosas, si sientes cosas, si percibes cosas, si sueñas cosas, si dices cosas y luego ocurren a la brevedad. Así funciona la energía y eso es lo que somos. Siempre hemos sido así pero un día lo olvidamos, porque estas herramientas traen mucha responsabilidad: Son para ayudar al colectivo en el que estamos a liberar el dolor, la culpa, los miedos, las catástrofes, la muerte, y eso asusta demasiado.

Es duro, hay que saberlo llevar y entrenar, para abrirlo al máximo sin que tu propia energía se vea afectada y puedas gozar de buena salud viviendo tus habilidades psíquicas en total plenitud y gozo.

Aquí estoy, como muchos otros colegas que ya hemos iniciado el camino, para enseñarte cómo hacerlo. Sí se puede, y serás un ser pleno cuando puedas estar haciéndote cargo de ello con total dignidad.

Okuka santí

Los 4 Votos de Bodhisattva

En la práctica del camino espiritual, cuando los Bodhis han alcanzado la iluminación y ya no necesitan volver a encarnar en la tierra porque logran estar libres de la codicia, el odio y el engaño, se convierten en Bodhisattva realizando estos votos y siguen viniendo a nuestro planeta una y otra vez, hasta que todo ser sintiente (no sólo ser humano, sino ser sintiente) haya realizado el mismo proceso de llegar a convertirse en Luz.

Los 4 votos de Bodhisattva:

SHUJO MUHEN SEI GAN DO
Por numerosos que sean los seres, hago votos de salvarlos a todos.

BON-NO MUJIN SEI GAN DAN
Por numerosas que sean las ilusiones, hago votos por vencerlas a todas.

HO MON MURYO SEI GAN GAKU
Por numerosos que sean los Dharmas, hago votos de obtenerlos a todos.

BUTSU DO MUJO SEI GAN JO
Por perfecta que sea la Vía del Buda, hago el voto de realizarla.

Bodhisattva = Aquel que es suficientemente valiente como para seguir el camino de Buda.

Los 6 Paramitas = Manifestaciones inconscientes que deben hacerse conscientes en la práctica del Zazen o sendero de Bodhisattva:

Generosidad
Disciplina
Paciencia
Energía
Meditación
Sabiduría

El Bodhisattva no necesita querer ser bueno o compasivo, si no que aquí y ahora simplemente es.

Ayudar a Morir

Supongo que de alguna forma siempre lo supe, pero lo había olvidado. Es más, tengo memorias de muy niña pensando esta misma frase en varias oportunidades, como intuyendo el propósito pero dejándolo pasar de inmediato sin herramientas aún para habilitar la misión que Dios susurraba en mi corazón.

Hoy sé cómo hacerlo. Y no sólo sé cómo hacerlo, sino que más importante aún: Sí quiero hacerlo, porque he abierto mi corazón a otros niveles de consciencia, y todo el entrenamiento espiritual intensivo al que he dedicado mi energía me ha permitido trascender el miedo a la Muerte.

La memoria abierta de mis otras vidas ha logrado mostrarme el hilo conductor de los procesos del viaje de mi alma, como nueva y refrescante Luz para este planeta.

Entiendo que no será un camino fácil, pero nada en mi vida ha sido fácil. Puedo hacerlo.

Entiendo que hoy mismo no puedo ver cómo lo iré concretando, pero sé que una vez intencionado el viaje, seré guiada a cumplir el sueño y mi agudo intelecto tomará el mando: Puedo hacerlo.

Entiendo que no trabajaré solamente con seres humanos desahuciados, sino que tendré que trabajar con la familia entera. Pero ya he trabajado varias veces restaurando familias, y ha sido maravilloso: Sí puedo hacerlo.

Entiendo que muchas veces haré todo mi trabajo encausado en la despedida y no siempre será efectivo, sino que ocurrirán milagros: La persona sanará y la Muerte no protagonizará todas las veladas. Pero ya he estado realizado sanaciones: Claro que puedo hacerlo.

Entiendo que el proceso de morir genera los máximos dolores. Pero ya he sobrevivido a muchos y mi corazón está más firme que nunca: Absolutamente, sí puedo hacerlo.

Entiendo que jamás he trabajado sola, sino que Dios asiste todo mi trabajo y que el amado Maestro Jesús está presente en todas mis canalizaciones: Por supuesto que podemos hacerlo.

Hoy digo sí a la Vida.

Digo sí a la Muerte.

Digo sí al trabajo que Dios me ordena realizar.

Digo sí a este otro propósito más de mi apasionada niña interna.

Digo sí a la Luz, su tránsito, y a toda su inmensidad.

Namasté

Asistencia, bendición y guía espiritual para el tránsito hacia el otro mundo.

Reconstrucción del Amor Propio

Me han conmovido muchísimas historias que hemos trabajado en sesión, y veo como causa común, sobretodo en el dolor femenino, que todos los problemas se generan desde el No Amarse.

Así es que estoy elaborando una ruta de trabajo que entregue las herramientas necesarias para restaurar ese dolor, y reconstruirnos desde una base energética sólida que se sostenga en el tiempo, ante cualquier adversidad.

La importancia de esto no es sólo el cliché del “ámate a ti mismo”, o esa frase tan repetida últimamente cuando escuchamos que se termina una relación “es que si no te amas, cómo esperas que el otro te ame”. Esto es urgente de realizar y de activar porque jamás, hagamos lo que hagamos para buscar conexión espiritual, nunca lograremos el nivel verdadero y profundo si no activamos y habilitamos el verdadero e incondicional amor por uno mismo, ya que Dios con su amor infinito no habita allá afuera, como nos han hecho creer por milenios. El verdadero Amor de Dios y toda su magia habita justamente adentro: Si no atravesamos el Amor Incondicional por nosotros mismos, jamás llegamos a conectar realmente con la Divinidad.

Por ello es que me encuentro hilando todos los ejercicios que me han servido a mí para reconstruir mi energía que fue aniquilada no sólo por el desamor circundante de ésta vida, sino desde hace varias vidas atrás.

Lo que me ha permitido la apertura total de mis memorias, será ahora puesto en conocimiento de todos quienes deseen recuperar y sostener su verdadera esencia, desde un Amor sólido y fuerte, que expanda la Luz del corazón a todos los rincones de la Galaxia y que derrita toda la retorcida historia de vida que hayas tenido que vivir hacia atrás.

Estaré avisando sobre este taller en los próximos meses, dentro de mis tiempos disponibles.

Namasté!

Eclipse Total de Sol

Desde los orígenes de nuestra humanidad estos sucesos han capturado la atención del humano, en especial porque antiguamente no había cómo predecir estos eventos y de pronto, como de la nada, se oscurecía el cielo y no entendían mucho lo que estaba ocurriendo con los dioses del cielo, nuestros astros que alguna vez fueron sagrados.

La vida seguía y como que no pasaba nada, pero después (semanas o meses después) empezaban a notar extraños sucesos: Enfermedades inusuales en personas sanas, plagas que arrasaban con pueblos, excesos de violencia o negatividad, accidentes, la muerte inexplicable de cultivos, animales y tantas cosas más …

Luego, más adelante, ya entendían un poco más los efectos y se ocultaban durante la falta de luz solar porque ya habían aprendido que un evento así podía producir estragos en el entorno.

Y así, cada vez más adelante en el tiempo, avanzamos hacia la creación de industrias y ciudades de cemento, y nos fuimos alejando de la tierra, dejando a los abuelitos sabios mayores que guardaban en sí esta información, olvidados en el campo para nosotros entrar a la urbe a producir sin parar como máquinas generadoras de recursos. Nos agarró un ritmo tan intenso, que nos olvidamos y nos desconectamos de esa sabiduría milenaria ancestral tan arraigada a los procesos naturales de la tierra, y nos apartamos del contacto álmico con el mundo invisible de la Energía, que es al final lo que somos.

Hoy, ya tremendamente desconectados, creemos inocentemente que un eclipse total de sol es un gran espectáculo: Preparamos todo tipo de cámaras, recibiendo ofertas imperdibles de empresas fotográficas … En la tele pasan comerciales super atractivos que dicen cosas similares a: “Ven a vivir la oscuridad” … Los hoteles en Valle de Elqui están colapsados para el 2 de julio y todos muy vanagloriados exclaman que lo verán desde “el mejor lugar del mundo”.

Yo misma estaba lista para comprar los lentes super especiales, a punto de caer en la trampa de la matrix, hasta que mi Guía me dice: “Carolina, detente, cancela esa compra, te lo voy a explicar desde el entendimiento de la ENERGÍA”.

Y es así de sencillo: Un eclipse total de sol es el rebote de la sombra de la humanidad, sobre nosotros mismos. Es decir, lo peor de nosotros cae de vuelta sobre nosotros mismos.

Esto significa que, si tu propia energía está débil y permeable, recibes un baño literal de oscuridad, con toda la potencia fantasma de la densidad humana. Para exponerte a verlo, tu energía debe estar completamente fuerte, y se debe haber activado ya el Cuerpo de Luz que brille y expanda una vibración de Amor Altísima: la Consciencia Crística que es la energía más alta en nuestro plano dimensional terrestre. Sólo en esa alta frecuencia, es posible que un eclipse no te afecte en absolutamente nada y tu energía se mantenga incólume.

Es que la Luna no tiene luz propia; refleja la luz del sol. El sol, que es la Fuente Dadora de Vida, envía energía de alta vibración a la tierra y a todos nosotros en ella. Esta Luz llega a nosotros y al entrar en nuestros cuerpos energéticos arrasa con todo lo denso que habita en nuestro vehículo físico. Todo lo denso en nosotros está constantemente saliendo de nuestro campo a medida que recibimos Luz, exactamente igual como cada una de nuestras células ingresa nutrientes a su campo y expulsa sus desechos, o en una mirada más intermedia: exactamente igual que con nuestro cuerpo físico que debe eliminar los desechos tóxicos alimenticios que al cuerpo ya no le sirven. Claro: nosotros podemos ir y tirar la cadena, y el desecho desaparece como por arte de magia de nuestras vidas; es fácil y automático a nivel físico y práctico (todos sabemos tirar la cadena, hasta los perros y los gatos lo hacen si son correctamente entrenados), pero … a nivel energético toda esta densidad expulsada debe ser transmutada y disuelta para que no quede flotando por ahí en nuestro entorno inmediato.

Es ley que nada se crea y nada se destruye, sólo se transforma.

El punto es que … no todos hemos activado nuestro poder de transmutación o ni siquiera sabemos cómo hacerlo; entonces, toda esa densidad que sale de cada individuo queda como flotando en nuestra realidad invisible sobre la superficie terrestre y esto es lo que vemos en acumulación de residuos en el cotidiano de nuestro mundo: Es cosa de ver cómo estamos llevando este mundo para ver el nivel de densidad negativa en la que todos, en este gran colectivo, estamos vibrando aún. Por muy buenas personas que creamos que somos, vivimos rodeados y estamos siempre expuestos a toda esa negatividad circundante en la superficie de nuestra tierra. Esa densidad es creada por los residuos de cada una de nuestras sombras individuales, que agrupadas y acumuladas forman una capa de vibración de muy baja densidad, aún poco transmutada.

Y así ocurre entonces que, formando parte de este interesante y diverso colectivo, cuando la luna pasa bloqueando la Luz del Sol, lo que la luna recibe es toda la SOMBRA generada por nosotros mismos y eso lo devuelve sobre nosotros durante ¿cuánto? ¿4 minutos? … 4 minutos suficientes de un baño total de oscuridad que puede empezar a tener efectos sobre cada individuo según cuánta sombra haya dejado pasar a su campo energético.

Personalmente, creo que hay que recuperar con urgencia la sabiduría ancestral, por eso estoy publicando, para quien desee resguardar su ENERGÍA y cuidarse de estar expuesto o de exponer a los niños que más encima pueden llegar y mirar afectando la vista, si no son supervisados.

Por favor: Ningún niño expuesto sin un adulto coherente y consciente a su cargo.

Para empezar, abstenerse de tomar decisiones importantes.

Tomar muchísima agua limpia, más que nunca en el año, para drenar rápidamente cualquier energía estancada que haya permeado.

Meditación: Conectarse a la fuente un rato antes y no salir de la fuente hasta un rato después.

Interior, no exterior. Cortinas cerradas, sin luces artificiales. Y hasta aplicarse al método crítico paranoico de Dalí: desenchufar toda corriente eléctrica artificial porque por ahí circula mucha energía densa.

No cargar aguas para después beber, ni cristales, ni gemas, ni talismanes, ni barajas.

Y luego ir a dormir muy temprano, que ahí nuestros ángeles nos restauran de inmediato todo lo que se haya desajustado y es el lapso de nuestro tiempo en que el cuerpo físico recompone su memoria celular.

Total qué tanto, si después lo pasan por la tele y estará en todos los diarios, y todos tus amigos de redes sociales habrán publicado fotos increíbles al punto de no poder decidir cuál foto es la más grandiosa.

En tiempos de oscuridad … ir hacia adentro a encender la Luz.

La activación real, verdadera y profunda es hacia adentro.

Feliz tiempo de cambio.

Namasté

2 de julio 2019, 4:44 pm Valparaíso.

Transmutación Energética

A medida que avanzo en el entrenamiento espiritual intensivo al que he estado sometida en los últimos años, voy entendiendo mejor ciertos sucesos energéticos que antes estaban velados a mi conciencia, y que siento como deber compartir en esta página, porque no creo que yo sea la única persona del mundo a quien le ocurren estas cosas. Sé, por mi experiencia en sesiones, que somos muchos más de lo que imaginamos, quienes podemos transmutar directamente la energía de nuestro entorno, y mientras más lo entendamos y lo asimilemos como una misión a nivel consciente, menos dolor y desastre vamos a ir teniendo en nuestras vidas.

Ayer fui a la reunión de mi grupo de Lunas Nuevas a la casa de una de ellas, que nos pidió asistir allí porque su madre está delicada de salud. Cuando abrazo a la dueña de casa me dice que su madre pasó muy mala noche. Entramos por el primer piso, y me invitó a saludar a su madre, una señora exquisita, encantadora, y muy calentita. Un momento después de saludarla y sentir el calor de su cuerpo, empiezo a sentir un dolor inmenso en el vientre hacia mi lado derecho.

Al principio no entendía por qué me había empezado a doler el vientre, si ya llevo mucho tiempo siendo muy rigurosa con mi alimentación y durante el día no había tenido distracciones con ello, todo debía estar en orden.

Un rato después, mientras nos acomodábamos, me entero que esta señora pasó la noche con malestar abdominal agudo, porque comió algo que no le hizo bien a su diverticulitis, así que su dolor fue inmenso.

Ahí comprendo la situación: Apenas le toqué la mano y puse mis labios en su mejilla, se activó en mi campo esta máquina de transmutación energética que he traído desde mi nacimiento, y que antes, durante toda mi infancia y mi desarrollo hacia la adultez, nunca pude entender cómo funciona ni cómo manejarla a beneficio de todos.

Por primera vez me siento en condiciones de explicar cómo funciona, desde mi vivencia, que puede ser muy similar a la de otros, sobretodo de quienes pertenecemos al Rayo Violeta.

Somos seres de energía habitando un vehículo físico de encarnación.

La neurociencia lo llama Neuronas Espejo, que se activan al entrar en contacto con el campo energético de otro ser humano, debido a un alto nivel de percepción empática de tipo instintiva. Debido a esto, el dolor del otro suele sentirse en el lado opuesto del vehículo físico.

También le llaman Sinestesia, que en psicología, biología o aprendizaje cognitivo, tiene que ver con la alta percepción a los estímulos del otro. Este término me ayuda a entender cómo funciona, pero no me convence del todo, puesto que muchas veces he recibido dolores de otros que no me han provocado ningún estímulo presencial directo.

Otro modo de llamarlo es Catalización. Este término lo uso a veces con otras personas para referirme al movimiento energético, pero no estoy segura si coincide del todo con lo que yo siento que realmente ocurre en el proceso en cuestión.

Para mí, que trabajo en contacto con el mundo espiritual invisible, me acomoda más llamarlo Transmutación Energética, y en base a lo que me ha sido explicado en mi intensa disciplina de conexión diaria, funciona de la siguiente manera:

El amor de la cámara secreta del corazón (algo así como el quinto ventrículo cardíaco), reconoce las vibraciones de su misma frecuencia sin que se filtre necesariamente por la conciencia si estamos en modo cotidiano. Al entrar mi campo energético en contacto con el campo energético de otro ser humano que coincida en vibración, se activa de manera automática un tubo de luz violeta que recorre mi espina dorsal e invade todo mi campo, instalando en mi vehículo físico el dolor del otro, para que, mientras duele, los guías o seres de luz que asisten a esa persona puedan trabajar en la restauración energética dentro de mi cuerpo físico como si fuera un holograma del otro, puesto que a veces, no pueden ingresar directo al cuerpo de la persona en cuestión por estar su cuerpo físico bajo efecto de ciertos medicamentos o sustancias químicas que alteran su vibración natural donde ellos no pueden habitar.

Lo hermoso es que ahora me avisan: Tranquila, este dolor no es tuyo, viene de allí, respira, estamos trabajando. La otra persona ni se entera de este proceso porque yo he aprendido a guardar absoluto silencio al respecto para no causar conmoción. Esta sutil e invisible comunicación con los otros planos de asistencia es lo que me permite mantener mi sistema nervioso en equilibrio de modo que sin afectar mi propia energía, puedo continuar con la reunión, comer algo, tomar un té, y concentrarme en mis actividades mientras la Luz realiza su trabajo, hasta que el proceso está completado. Todo esto es de modo inconsciente a consciente.

Al revés, de modo consciente a inconsciente, es cuando alguien viene a una sesión de energía, y yo realizo desde la conciencia un movimiento energético de conexión directa para ajustar sus Chakras, o activar los cristales en Tameana, para que la Luz pueda realizar su trabajo de transmutación a través de mi flujo de energía inconsciente.

En ningún caso opero yo misma la situación, yo soy sólo un canal, un envase energético que propicia una energía determinada para realizar el movimiento de Luz que la persona necesita.

Nos leemos los unos a los otros por energía: La energía es nuestro primer y real contacto.

Me alegra muchísimo llegar a este punto de mi desarrollo espiritual en que lo puedo entender y trabajar, pues durante todo el desarrollo de mi vida, sufrí innumerables episodios de dolor físico y emocional que perturbaron mi psique por completo, cerrándome a mi misión espiritual interna y al rol que ocuparía mi alma en esta encarnación.

Ello explica por qué en algún punto de mi vida dejé de asistir a cumpleaños, fiestas, y eventos sociales varios, por ese desgarrador miedo a volver a estar expuesta a las energías de otros seres humanos que pudieran provocarme tanto dolor. Sin duda, un vehículo como el que yo -y muchos otros sanadores- estamos habitando, requiere muchas veces el tener que transitar por un camino solitario para llegar al autodescubrimiento de esta brutal herramienta de transmutación, que para mí, en esta etapa, pasa a ser una Tecnología Energética aplicable a muchas situaciones de nuestra vida.

El último episodio fuerte que recuerdo fue en el verano pasado, cuando asistí a un paseo en el que una amiga me mencionó todo lo que estaba viviendo su familia con respecto al dolor físico de su madre, y al llegar a casa esa noche, estuve cerca de dos horas padeciendo cada uno de sus síntomas con mucha intensidad y en completo silencio. Al saber que aquel dolor no me pertenece realmente, sino que viene a mí para ingresar a este tubo de luz, entonces apago mi resistencia egoica, pongo mi mente en modo descanso, comienzo un trabajo de respiración profundo y activo mi voluntad en ayudar a que el proceso sea como Dios estime conveniente.

Completamente a Su servicio y al de todas las almas que necesiten conexión.

Que la Luz de la Llama Violeta restaure todo lo que necesite ser restaurado en la tierra.

Arquetipos: Luz y Sombra

Taller de Meditación y Tarot:

Este taller está diseñado para entregar diversas técnicas de meditación que ayuden a amplificar nuestra dimensión energética, con el objetivo de aprender a manejar coherentemente nuestra energía vibracional y permitir la integración de los aspectos de luz y sombra que cada uno de nosotros tenemos.

Este proceso de integración de los aspectos de luz y sombra está unido al trabajo con los arquetipos individuales del Tarot. Le entrego a cada participante sus arcanos personales con sus aspectos de dualidad para que puedan mirarse a sí mismos con mayor profundidad y entendimiento.

Cerramos el taller con un activación psíquica que permite la integración de nuestra dualidad convirtiendo estas fuerzas energéticas en maestras y guías para la vida cotidiana.

Si no sanamos nuestros dolores guardados en el inconsciente, es muy difícil sostener un proceso de conexión espiritual a largo plazo y nuestra sombra continuará apoderándose de nosotros y llevándonos a zonas de contraste, dolor, e incluso enfermedad.

Trabajar con nuestras sombras nos permite una sanación muy profunda del alma, que nos libera para poder cumplir con nuestros propósitos de vida que hemos venido a realizar a la tierra en esta encarnación presente.

No necesitas saber nada sobre Tarot o meditación. Sólo necesitas tener ganas de conocerte con mayor profundidad y querer sanar los procesos dolorosos del inconsciente. 


Duración del taller:  Una jornada de 4 horas.

Trabajamos lo siguiente:

– Ejercicios de respiración
– Anclaje energético
– Meditación en movimiento
– Equilibrio de los hemisferios cerebrales
– Integración de la dualidad
– Activación psíquica


Dibujo realizado por mi hija Cecilia.

SÓLO 4 CUPOS PARA CADA JORNADA


Recomendaciones

Traer ropa cómoda y calcetines gruesos porque trabajamos descalzos. 

Registro 2019:


Arquetipos* = Cada persona tiene un modelo de consciencia que le corresponde según su día de nacimiento. En este taller trabajamos con la pauta individualizada de cada participante, por lo tanto las inscripciones al taller se cierran 2 días antes de la fecha programada.

Todo lo que reprimimos nos debilita hasta entender que era una parte de nosotros mismos.


María Carolina Leigh Bremer
Terapeuta Espiritual
contacto@siento22mundos.com
Whatsapp:  +56 9 95464901